profile picture

English Spanish

Hay buenas razones para hacer inspeccionar profesionalmente la casa nueva que está por comprar.

Probablemente, comprar una casa sea una de las decisiones de adquisición más importantes, sino la más importante, en la vida. Todo el proceso está cargado de emoción y estrés. Una inspección profesional de la vivienda reducirá considerablemente el riesgo que conlleva la gran inversión que está por realizar en una nueva casa. Lo más lógico es que quiera saber tanto como sea posible acerca de la calidad de su nueva casa antes de cerrar la operación.

Construir una casa nueva es un proceso tremendamente complejo. Participan en él muchas personas, generalmente divididas en grupos de subcontratistas, cada uno de los cuales trabaja en partes y sistemas diferentes de la casa. Es prácticamente imposible, hasta para los mejores constructores, completar este proceso sin que se pase algo por alto. Puede tratarse de una instalación de plomería que no se probó para detectar pérdidas, de una caja de electricidad que no funciona o de cualquiera de entre una docena de problemas menores que pueden descuidarse fácilmente en un emprendimiento de tamaña envergadura. Descubriremos estos problemas mientras todavía esté a tiempo de planteárselos al constructor y de hacerlos corregir antes de firmar y comenzar a mudarse.

El costo relativamente pequeño de hacer inspeccionar profesionalmente la casa de sus sueños puede traducirse en abultados dividendos en términos de tranquilidad y de la posibilidad de detectar y hacer corregir cualquier problema existente antes de que pueda convertirse en una sorpresa desagradable.

Find us on Facebook  View our profile on LinkedIn  Follow us on Twitter